Albion Parapsicologia

Albion Parapsicologia

Foro de Parapsicología, Misterios y Ocultismo

Bienvenido a Albion

Anuncios

Últimos temas

» ¡No te vayas sin despedirte! Escribe tu impresión final sobre el sitio...
Lun Jun 11, 2018 12:17 am por trdarkness6

» ocho años después...
Vie Jun 08, 2018 1:48 am por Mr: Shinigami

» Hola, de nuevo
Lun Mayo 21, 2018 11:00 am por L

» telekinesis una ayuda
Miér Mar 28, 2018 12:27 pm por metamax

» suprimir los pensamientos
Miér Mar 28, 2018 11:58 am por metamax

» NO DEJEN MORIR A ALBION
Dom Jul 31, 2016 5:35 am por Ksham

» Investigación energía
Lun Jul 18, 2016 10:17 pm por Angelox

» Horóscopos
Mar Jul 12, 2016 12:56 am por OjosOxidados

» soy un nuevo/viejo novato
Dom Jul 03, 2016 12:37 am por Lucy-Lied20

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Tambien estamos en...

Me gusta/Tweet/+1

De donde nos visitan


    La meditacion y lo mercurial

    Comparte
    avatar
    fantasma
    EXPERTO
    EXPERTO

    Masculino Cantidad de envíos : 772
    Reputación : 22
    Fecha de inscripción : 24/05/2009

    La meditacion y lo mercurial

    Mensaje  fantasma el Mar Ene 05, 2010 11:43 pm

    La mediación y lo mercurial (o ¿qué es eso?).

    Objeto y sujeto, sin serlo en serio.
    Pasarelas y exposiciones, lecturas y conciertos, y todo para lo mismo, dejar a un lado el mundo normal con sus leyes y restricciones. De vez en vez llega un momento en que sin querer y sin saber, llega un poco de paz inspirada por esa herramienta que esculpe más de lo que la esculpimos. El arte.

    A pesar de todo actúa; sin saber como lo hace, el arte nos puede llevar a estados mas elevados de comprensión de la realidad. Quizá, pero no todos pueden utilizar esta herramienta, en algunos casos hay personas que terminan convirtiéndose en herramientas del arte, coyas vidas están dedicadas al trabajo cíclico de comprensión y expresión, pero los que no, o aun no, de igual forma somos penetrados por esto.

    Solo hace falta pensar en dos ejemplos de cómo el arte posee vida propia y penetra en nosotros queramos o no. En la lectura, el acto de interpretar la palabra escrita, nuestra mente se comporta de una manera especial, imaginando como propia la experiencia ajena, y es en ese acto, imaginar, en que se pierde nuestra experiencia y nos convertimos en otra persona. Entonces el arte actúa en nosotros.

    Lo mismo sucede con la música, porque el sonido penetra mas fuertemente que las imágenes, o sea, la escultura, la pintura, etcétera… La música es capaz de esto porque lleva ritmos que el mismo cuerpo humano es capaz de emular, el baile esta ligado a esto y además es el ejemplo más cercano a esto. La música es capaz al igual que la lectura tener ese acercamiento al alma humana (espíritu, mente o lo que sea).

    Tratándose de eso, el arte es una herramienta ambigua que así como puede utilizarnos para llegar a nosotros y expresarnos a través de ella, nosotros podemos utilizarla para ligarnos con lo metafísico, con el ser y poder comprender la realidad.
    La atención una vez más se convierte en la protagonista. Al dejar que el arte sea herramienta y medio somos capaces de aprender a utilizar y comprenderla como lo mismo. En este caso podemos utilizarlo de manera mercurial, sabiendo como sabemos para qué… (o viceversa).

    Es cierto, vivimos en un mundo dominado por la imagen y la apariencia que poco queda para poder imaginar, casi todo se nos muestra tal y como el creador quiere que se muestre. La lectura por lo contrario impulsa al lector a imaginar y crear imágenes mentales de algo que no existe físicamente, la música impulsa al oyente a imaginar y a componer imágenes mentales que no se presentan físicamente.

    Además la mente puede crear o sintetizar los sentimientos que cierta lectura o cierta melodía pueden trasmitir, esto es crear una realidad aparte de la física que todos experimentamos. Con solo imaginar un color que no está explícitamente escrito o interpretado, lo creamos y le damos valor de verdad subjetiva. ¿A poco eso no es Mercurial?

    Hermetismo.
    Cierta tarde, precisamente afuera del museo Agustín Rivera, un par de muchachas entrevisto a un amigo, sobre asuntos derivados del ocultismo y la magia, o es decir, brujería, nada que ver con la verdadera magia. Después de eso, el y yo nos cuestionamos del porque le habían preguntado a el, pero lo que mas me llamo la atención, hayan o no hayan sido serias estas jovencitas con el tema que trataban fue que mencionaron el hermetismo.

    Mi amigo Víctor y yo conocemos algo de ese mundo oculto o supuestamente alterno que es la magia, o hechicería, o brujería… etcétera, tiene que ver con antiguas costumbres y con nuestro pasado oculto, nuestros gustos, preferencias y nuestra vida secreta. Pero nos cuestionamos continuamente con el verdadero significado y utilidad de la magia, obviamente algunos descubrimientos los callamos para evitar confusiones, de vez en vez el silencio es tesoro.


    Manipular la realidad es un hecho más que simple, basta con mentir, pero hasta para eso es necesario ser un genio. Tener algo de ingenio (nótese el prefijo in-) basta para poder tener una buena idea, pero trasmitirla es un problema. Tener un control de la realidad es muy difícil, ser un buen orador radica en tener dominio de la realidad física, el sonido, el ritmo, la entonación, el volumen… y el lenguaje.

    Correcto, basta con eso, pero controlar el lenguaje es una cosa seria, conocerlo ampliamente y utilizarlo debidamente, con todo y sus reglas gramaticales es un tanto difícil. Muchas veces sabemos que algo funciona, pero no sabemos como funciona.

    Aquel día que mi amigo Víctor y yo estábamos en el museo, viendo la exposición de la familia Helguera pensé precisamente de nuevo en esa pregunta: ¿Cómo funciona?, no tengo idea, solo se que funciona. El hecho es que el pensamiento es mas rápido que cualquier cosa, es difícil detener ese tren, el cual es mas rápido que lo que podemos procesar y estar al tanto de que es lo que pensamos. Saber como funciona el cerebro humano es una tarea que ha llevado muchas años de muchas vidas, y aun no lo entendemos por completo.

    ¿Cómo funciona el pensamiento?, si el lenguaje es el instrumento que modifica la realidad, entender como lo hace es primordial. Regresando a la platica entre mi amigo y yo, la palabra “hermetismo” sonó muy hondo en ambos, quizá porque esas chicas presumían de cosas que no sabían muy bien que eran, quizá solo eran dos fantoches con tendencias supuestamente ocultistas y necromancistas… allá ellas.

    Mi amigo después de dar su discurso sobre el tema, le toque el tema tal que, Hermes o Mercurio era el dios encargado de mediar entre los dioses y los humanos, trasmitir conocimiento y servir de vinculo entre el mundo físico y lo que esta en los mundos metafísicos, el mensajero de los dioses… Víctor entendió, algo.



    Desde hace meses tengo esa espinita, pues llegue incluso a creer (y aun lo creo) que hay algo entre lo subjetivo y lo objetivo que media ambos, y del cual depende la trasmisión del conocimiento, quizá (de nuevo) Hermes actúa, obviamente en el pensamiento y en la razón humana.

    Puede ser que la verdadera clave de la doctrina del Hermetismo se enfoque en saber como funciona el pensamiento y utilizarlo en toda su capacidad. Preguntarse es básico, pero es posible que encontrar respuesta a la pregunta: ¿Cómo trabaja Hermes?, sea tan fácil como dudar sobre nuestros actos y ponernos a reflexionar sobre nuestro propio pensamiento, nuestros conocimientos y nuestros recuerdos.

    Eteogenia, entusiasmo, entereza.
    Preguntarse como trabaja Hermes o Mercurio es muy similar a preguntarse ¿Cómo actúa el arte por si solo?, una vez que dejas llevarte por la razón, o por el arte, entras en otro estado mental. Poniendo atención en esto, ambas acciones son impulsadas por el pensamiento, y a su vez por el lenguaje.

    Y ¿Dónde reside el pensamiento?, ¿Dónde reside el lenguaje y su capacidad creadora y transformadora?... claro, en el cerebro humano, en la mente, y mas sencillamente en el ser, que tiene la voluntad, la libertad y la decisión. Podríamos decir que dentro de nosotros actúa un dios, podríamos llamarlo Hermes. Es posible que debido al descubrimiento de esto exista el hermetismo y sus leyes tal y como las conocemos.

    Reconocer esto es casi poner una aduana en el sistema límbico, aquel encargado de mediar ambos hemisferios cerebrales, quizá incluso podríamos razonar nuestro razonamiento. La meditación es un buen ejercicio para lograr un razonamiento y un pensamiento mas profundo, y entonces lograr así, una Eteogenia, o dicho en latín hispano, generar un dios dentro de nosotros.

    Volviendo al ensayo anterior, el arte es capaz de desatar, ahora si, el llamado dios interno que puede modificar la realidad, el lenguaje, el razonamiento y el auto aprendizaje.

    Y como dije, dos buenos ejemplos de esto son la música y la lectura, pues aunque no nos señalan a la vista lo que representan, es claro que la música y la lectura son capaces de generar en el cerebro imágenes, colores, texturas, e incluso olores.

    La llamada sinestesia es un estado mental que confunde los sentidos y los mezcla de una manera que podemos experimentar de manera diferente cada sensación, podemos sentir un olor o ver un sonido, saborear una textura o escuchar un color… es raro, pero sucede. El sistema límbico, una vez mas, ha sido el encargado de mediar la experiencia con el razonamiento y al hacer esto también puede interpretar cada sensación, sentimiento o emoción de una manera diferente es parecido a observar un objeto bajo distintos puntos de vista.

    La sinestesia es efímera y permanente, una vez aprendida es difícil desligarla, quizá sea una manifestación de Hermes-Mercurio actuando en nuestro ser, quizá es debido a que para poder razonar debemos aprender del exterior. La llamada experiencia en lugar de llegar por un canal, llegara por varios a la vez, entonces es necesario usar de nuevo esa palabra y el acto en si; la atención.

    Estar atento a cada cambio o experimentar lentamente es un buen recurso para ejercitar a ese Hermes dentro de nosotros, esta probado que para mayor producción es necesaria mas materia prima, para extraer un diamante se remueven miles de toneladas de rocas, para extraes diez, se remueven decenas de miles de toneladas de rocas. Al igual con el pensamiento, es posible que para darle material a Hermes es necesario experimentar y mejorar nuestra manera de experimentar, pero también podemos mejorar nuestra manera de razonar, y esto paradójicamente se obtiene también por medio de la experimentación y el aprendizaje.

    Para meditar, la acción de unir dos extremos, es necesario concentrarse, esta atentos y a la vez desligarse de cualquier ancla física. Y después olvidarnos de pensar, es difícil, pero hay veces que debemos dejar que Hermes actué por si solo, quitar la aduana y dejar que la Eteogenia se produzca sola, ni música, ni arte, ni sinestesia, ni drogas, ni sexo… nada.

      Fecha y hora actual: Dom Dic 16, 2018 1:19 pm